19 dic. 2011

El sueño de Iris

Introspectiva e intensa, El sueño de Iris es la historia de una joven inocente, imaginativa, romántica, apasionada; una mujer que cuando apenas acaba de superar la niñez, busca herramientas con las que afrontar el laberinto de la existencia. Inmersa en el rito que supone crecer, descubre la delgadez como símbolo del logro personal, sin ser consciente del peligro que corre. Desde su ignorancia se introduce en un universo patológico llamado Anorexia nerviosa. Su mente encuentra así un equilibrio precario a través del control del peso y la comida que la conducirá hacia la auto destrucción.




11 comentarios:

  1. Hola, Ángel. Es una sorpresa que hayas vuelto a editar "El sueño de Iris". Tengo las otras dos ediciones. Si lo sacas en papel me avisas. De todas formas me lo bajo, lo leo y te cuento. Un beso

    ResponderEliminar
  2. ¡Madre mía! Es imposible seguirte. Danos tiempo a asimilar tu producción.

    ResponderEliminar
  3. Es sobrecogedor. Se nota que lo has vivido muy de cerca.

    ResponderEliminar
  4. Es cierto. El libro está basado en mi experiencia terapéutica con una joven que estaba al borde de la muerte. Puedo decir que el caso tuvo final feliz.

    ResponderEliminar
  5. Puedo asegurar que refleja perfectamente el mundo de una persona con Anorexia nerviosa. En mi familia ha existido un caso y lo sabemos muy bien. Un gran libro. Gracias, Ángel.

    ResponderEliminar
  6. Buen libro, compañero. Nunca dejarás de sorprenderme. A pesar de que no es una temática que yo controle, me ha gustado. De todas formas, todavía sigo prefiriendo El perroflauta. Ya sé que es deformación ideológica pero qué le voy a hacer. A ver si publicas de una vez La oposición. Salud

    ResponderEliminar
  7. Demasiado poético e intimista. Necesitamos que nos des más caña, que es lo tuyo. Estoy con Jon, sin descalificar este, me quedo con El perroflauta. Salud

    ResponderEliminar
  8. A mi me gusta mucho mas El sueño de Iris (que como he dicho me pareció sobrecogedor y he visto retratadas algunas experiencias que no me quedan del todo lejos) y algunas entradas en prosa que tienes en el blog. El perroflauta me pareció literariamente (y con todo el cariño del mundo) bastante malo. Los personajes son planos, arquetipos llevabados al extremo, y esto empobrece mucho la historia, y la convierte en un panfleto politico ... (Lo siento Angel, no quiero ser tan destructiva, pero pienso que trabajandolo en este sentido sacarías una version 2.0 del perroflauta mucho mas interesante) Me sorprendió bastante la nula profundidad psicologica de los protagonistas de tu historia... Es como si fuera un borrador en el que planteas la trama y al que ahora tienes que añadir el alma... No se, creo que me gusta mas tu faceta de escritor intimista que la de agitador político, aunque tienes mas seguidores en ese segundo "yo" tuyo.

    ResponderEliminar
  9. Evidentemente son expresiones distintas de mi sentir. Quizá he empezado a cansarme de lo políticamente correcto, del intimismo y de la prosa poética. La realidad, mi realidad, necesita formas más directas de pedagogía. El perroflauta está dentro de un discurso político necesario, según mi punto de vista. Discutible, por supuesto, pero proveniente de nuestro pasado y candente en nuestro presente. Gracias por expresarte abiertamente, así tod@s podemos aprender.

    ResponderEliminar
  10. Sin ánimo de polemizar. A mí me ha gustado mucho El perroflauta y comparto todo lo que Ángel ha reflejado en él. Evidentemente una obra de teatro, como cualquier otro medio de expresión, puede ser utilizado como instrumento de debate ideológico. No creo que Ángel haya pretendido otra cosa que generar contradicciones en el observador y lo ha hecho de un modo directo.

    ResponderEliminar
  11. Este libro ya lo conocía de antes, de la primera edición. Aunque me gustó mucho el primero, reconozco que esta versión se lee más rápida y es igual de intensa

    ResponderEliminar